El amor huele a verde

Lo amo, me asegura como convenciéndome de algo que hasta para ella genera dudas. Es un poco viejo, lo sé, también es poquísimo agraciado mi amiga, pero lo quiero. Unir nuestras vidas es una de mis metas. Lo siento, no soy tan utópica como tú, me espetó aquella tarde con toda la sinceridad posible bajo la sombra de aquellos almendros que un día alimentaron nuestros sueños profesionales.

Ella quería ser la mejor investigadora de la Isla, yo una escritora de las grandes. Soñábamos  con premios y gran reconocimiento social en nuestros terruños natales. Sin embargo aquel jueves la realidad me devolvió a la vida real con una de esas bofetadas que más que dolor, te deja anonadada.

Hacía unos años el Alma Mater nos daba los buenos días a diario, por ese entonces dejábamos volar la imaginación. Escuchábamos con atención las conferencias de Daniel Chavarría hablando de su adicción a plagar sus novelas de “prostitutas buenas”, a veces hasta cuestionábamos si existían o eran puras fantasías de este viejito genial. ¿Por qué esa manía de los seres humanos a cuestionarlo todo?

Cada día salíamos a enfrentarnos con las carencias propias del estudiantado, desde la ausencia del agua hasta los inmensos trozos de calamar que nos espantaban del comedor. Luchábamos para estirar el dichoso estipendio y asediábamos las actividades de la FEU, esas que con solo diez pesos nos aseguraban una noche divertida.

Confieso que extraño esa vida. Éramos tan felices, minimizábamos los obstáculos, con tan solo analizarlos con la cabeza fría, las pruebas representaban “bicoítas” luego de pasarnos unas horas estudiando al compás de la música de Frank Delgado y con unos tragos de algo que me gustaba llamarlo: té.

Eso era antes, cuando unos billetes no le robaban el deseo de ser profesional, cuando ir de tiendas no constituía su alicente del día, cuando escribir buenos materiales era su única ilusión. Ya todo ha cambiado…

“Mi chico verde o mejor mi adulto adinerado, por decirlo de una manera eufemística suple mis necesidades. Tengo una estabilidad y creo que me siento algo bien Ya no necesito escribir, o mejor, ya no quiero escribir, me he quedado vacía. Lo siento mi amiga, lucha por ser la mejor escritora dela Islay prometo llevarte aunque sea un regalito, prometo que no va a saber a verde”, me dijo en forma de despedida y mientras se alejaba recordaba a Frank Delgado con su jevita de la alianza Francesa…

Anuncios

11 pensamientos en “El amor huele a verde

  1. “Quijotezcas figuras las de los últimos románticos…” esas fueron sus palabras este sábado en el malecón habanero.
    Compartiamos la lectura de Amicis y el sonido de las olas golpenda junto al longevo muro que resguarda tantos secretos, y sumaba este a su colección. La música la pusimos nosotros mismos entre lectura y lectura y algún que otro traguito 😉
    Nos fugamos de los conocidos y de las parejas formales, rompimos nuestros esquemas de trabajo y rutina, nos sentimos, únicos en el relativo universo de Einstein, desatamos nuestro propio rabo de nube para barrer con las tristezas, convertimos los minutos en tiempo preciado por ambos… Nos convertimos a ciencia cierta en Quijotes del siglo XXI, pero no pudimos romper la barrera de la amistad. La misma que nos convido a ese sitio, y nos transformo en soñadores por al menos unas horas…
    Sé que existen personas como ella… pero por el momento sigo con mi “adarga al brazo” y con la complicidad de una Dulcinea amiga que me ha demostrado no ser el único de mi especie…

    ………..
    Ocurrió el milagro de la flor, pero no de la manera que esperaba, un besito para ti… y gracias por aceptarme en tu espacio de “locuras que son poesía”.

    • Yo también tuve mi fuga, y precisamente fue con mi jardinero, soy su flor preferida, soy su mejor amiga y entre abrazos desprovistos de deseos carnales pasamos la noche. Solo tuvimos de cómplices a la noche y el mar, lo siento, nuestras historias se parecen, solo que yo adoro a mi amigo y solo lo quiero como eso.
      El amor complica las verdaderas amistades, nos conocemos demasiado para llegar a algo más. Ese ratico a su lado, esa caricias furtivas, esos besos de amigo y el acostumbrado masaje me hicieron recordar cuánto lo extraño…

      • Ella también es mi amiga…, creo que como el pricipito y su zorra, llegó a domesticarme, la quiero tanto que no se si realmente el termino amiga le quede justo, o pequeño. Pero me demostró que las personas como nosotros si son reales… y que están al alcance de la mano…
        ¡QUE VIVAN LOS AMIGOS!
        Esos seres especiales capaces de hacernos soñar con su sola presencia…
        Un besito Yadi 😉

      • Si Haniel, que vivan los amigos como los nuestros… y sobre todo que seamos felices a su lado. Yo creo que amo a mi amigo, solo que en un dimensión especial: la de la amistad. Ya escribí sobre mis zorras…tengo muchas, jajaja y soy fácil de domesticar, jajaja
        un besote y que nos duren nuestros amigos y que me sigas leyendo. Solo quiero preguntarte si eres escritor?

  2. Pero que hacer para evitar que llegue el verde de los días?? hace tiempo que busco a alguien que se atreva a romper las barreras del tiempo de mi mano, que salgamos a robarle sonrisas a los niños, historias a los ancianos, que juguemos a enamorarnos de lo que hacemos, que leer una tarde juntos oyendo a frank delgado o a sabina no sea un favor, sino una aventura. Hace tiempo que busco a alguien que se atreva a divertirse con solo con una flor, el sonido de una guitarra y algunas estrellas de regalo… pero creo que el tiempo ha ido consumiendo mis esperanzas de encontrar esa persona, y aunque no lo quiera tendré que convertirme con el pasar del tiempo en alguien que tenga asumir una vida verde para seguir viviendo… ojalá y antes de que desaparezcan mis esperanzas arribe a mi vida esa personita azul….

    • La persona que buscas existe… solo te falta prestar más interés para que la observes justo frente a ti, con el disco de Frank y las palabras a flor de labios, no te desanimes, siempre el azul anima más que el verde aunque parezca lo contrario…..un besote y ojalá pronto tenga noticias tuyas bien alentadoras

  3. guau me has tocado Yaidy y si me pasa igual y para mi ese verde solo complica la vida de las personas , la prefiero azxul jajaja

  4. interezante historia,de ser una investigadora nata,dedujo que el famoso cuento del amor que solo existe entre los hombres hermosos como titanes era fantasia,solo escrita por no hadas,sino brujas que llevadas por su ego solo satisfacian y se codeaban con esos titanes,para luego ser rechazadas y abandonadas,asi poco a poco se convierten en seres frustados y rencorosos,pues la belleza exterior cambia y se marchita dia a dia,la chica fue mucho mas auto analista,se puede tener mejor vida sin tener que marchitarse de angustia al lado de un adonis,si buscando el amor que solo perdura en cronos por su sabiduria y experiencia te la haria mucho mas placentera,ojala existieran mucho mas chicas inteligentes y no tantas vacias de mente.en fin bella historia.

    • No hablo de hombre hermosos, pensé en príncipes, se resume en hombre tiernos, amables, sensibles, cariñosos, en fin capaces de valorar a la persona que tengan a su lado. Además nunca cuestioné a mi amiga al contrario manifesté las dos caras de la moneda….gracias por tu comentario y no sé por qué creo que te conozco, jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: